Continúa investigación de osamenta encontrada en San Antonio

8
Balacera en Alto Hospicio-ChileNews24
Foto: referencial

La osamenta encontrada a finales de julio en el antiguo vertedero de San Antonio pudiera corresponder a una de las diez personas que la Brigada de Homicidios tiene como desaparecida.

Te puede interesar: Hombre murió electrocutado tras tocar accidentalmente el tendido eléctrico

 El subprefecto Ricardo Castillo, jefe de la Brigada de Homicidios de San Antonio, señaló que han logrado delimitar la búsqueda para identificar a la víctima, perfilando al menos diez denuncias de presuntas desgracias.

“Se han recibido varias presuntas desgracias, por lo que se están pidiendo muestras familiares para realizar una comparación del perfil genético. (…) No descartamos participación de terceros”, explicó.

Una de las características de la víctima corresponde a un implante que mantiene en la pierna derecha, lo que ha sido utilizado para limitar la búsqueda.

Un caso complejo

Para Andrés Ovalle, perito en Investigación Criminal y policiólogo forense, existen ciertas complejidades asociadas a este tipo de casos.

“Al encontrar unas osamentas, son pocos los rasgos o vestigios de un cuerpo que podemos analizar. Hay que recordar que una de las características de las organizaciones criminales es la desaparición forzada. En el fondo, como podría ser en este caso, que se dificulte altamente la posibilidad de identificación de la víctima”, detalló.

Cabe mencionar que la Policía de Investigaciones se encuentra a la espera de que el Servicio Médico Legal pueda establecer la causa de muerte de la víctima.

La indagatoria se mantiene a la espera de determinar la identidad de la víctima. En ese sentido, no se descarta la participación de terceros en su muerte.

Hallazgo de osamenta en San Antonio

El hecho fue reportado por un transeúnte que transitaba por el lugar a fines de julio. El coronel Lincoyán Valenzuela, prefecto zonal de Carabineros, precisó en ese entonces que el hallazgo consistió en el tren inferior del cuerpo, además de un cráneo humano.

Las pericias fueron ordenadas a la Policía de Investigaciones, que estableció una data de muerte de entre 15 a 30 días. Además, precisó que las osamentas correspondían a un hombre de entre 25 y 45 años.

Con información de Bío Bío Chile