Un estudio reveló que la exposición nocturna a la luz aumenta el riesgo de padecer alergias

18
foto: iStock

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el año 2050 la mitad de la población mundial padecerá algún tipo de alergia, sin embargo, muchas de estas afecciones aún no tienen una causa definida en los pacientes.

El 14 de febrero, se publicó un estudio en la revista científica BMC Medicine que reveló un factor que podría aumentar el riesgo de padecer enfermedades alérgicas: la exposición a la luz artificial durante las noches.

Los investigadores determinaron que la exposición a la luz artificial nocturna puede alterar los ritmos circadianos, los cuales están relacionados con los procesos de sueño y vigilia en el organismo. 

Además, en estos ciclos intervienen fenómenos hormonales como, por ejemplo, la secreción de melatonina que está relacionada con la aparición del asma y algunas alergias.

Los autores del estudio desarrollaron sus teorías tras examinar investigaciones previas acerca del impacto de la exposición a la luz artificial nocturna, el cronotipo (ritmo biológico natural) y el uso de pantallas en entornos laborales nocturnos. Posteriormente, llevaron a cabo un análisis exhaustivo para evaluar el posible efecto de estos factores en el curso clínico de enfermedades como el asma, la rinitis y las alergias cutáneas.

Relación entre la luz nocturna y las alergias

Los investigadores encontraron evidencia de que la exposición a la luz artificial durante la noche es una causa de la aparición de este tipo de afecciones. 

Al analizar las diferentes patologías, concluyeron que el asma es la más común, seguida de la rinitis alérgica y luego, las reacciones cutáneas. Además, observaron que esta asociación está más presente en los jóvenes y menos en los adultos mayores.

Los autores del estudio señalaron que todavía no pueden definir los mecanismos que intervienen en la relación entre la luz nocturna y las enfermedades alérgicas, sin embargo, argumentaron que los genes que regulan el ritmo circadiano también desempeñan un papel importante en la regulación de los procesos inflamatorios, que son fundamentales en la aparición de las enfermedades alérgicas. 

Establecieron que las alteraciones inducidas por el uso de pantallas en la noche son un factor determinante para desencadenar respuestas inflamatorias, como las alergias. No obstante, los investigadores consideran que este avance podría abrir la puerta a nuevos enfoques terapéuticos para el tratamiento de este tipo de afecciones. 

Causas de las alergias

En el estudio se menciona que hasta ahora se cree que hay una combinación de factores genéticos y ambientales en la aparición de las alergias. Además, señalan que el estilo de vida, la contaminación ambiental, algunas sustancias químicas y la disminución de la exposición temprana a gérmenes y alérgenos en la infancia, pueden contribuir al aumento en la prevalencia de este tipo de reacciones.

Entre los alérgenos más comunes se encuentran el polen, los ácaros del polvo, los pelos de animales y los hongos, que pueden desencadenar síntomas como estornudos, picazón en los ojos, congestión nasal y dificultad para respirar. 

En el caso de las alergias cutáneas, la dermatitis y la urticaria pueden causar picazón intensa, enrojecimiento, hinchazón y erupciones, y se relacionan con productos químicos, como detergentes, perfumes, cosméticos y productos de limpieza. 

Ahora, se suma a la lista la exposición a la luz artificial nocturna como otro de los factores que inciden en su aparición, aunque aclaran en el estudio que se requerirán nuevos estudios para determinar exactamente cómo es el mecanismo de influencia. 

Actualmente, para determinar la causa de una alergia se realizan pruebas cutáneas, análisis de sangre o exámenes de provocación oral, solo así el alergólogo puede indicar al paciente el tratamiento que debe seguir.