Una mujer recibió el primer trasplante combinado de riñón de cerdo y bomba cardíaca 

8
FOTO: EL DIARIO

Un equipo de médicos cirujanos de NYU Langone Health, en Nueva Jersey (Estados Unidos), realizó recientemente el primer trasplante combinado de bomba cardíaca y riñón de cerdo modificado genéticamente en una paciente de 54 años de edad. 

La mujer, identificada como Lisa Pisano, padecía de insuficiencia cardíaca y una enfermedad renal terminal que requería diálisis rutinaria. 

“El procedimiento representa una confluencia de avances que muestran la posibilidad y la esperanza de la medicina moderna”, indicó el centro médico en un comunicado de prensa publicado el 24 de abril.

El procedimiento se realizó en dos etapas

NYU Langone Health reseñó que los médicos realizaron la “hazaña” en dos etapas: primero, implantaron quirúrgicamente la bomba cardíaca el 4 de abril; y el segundo procedimiento, realizado el 12 de abril, fue el trasplante del riñón de cerdo editado genéticamente y un timo de cerdo para ayudar contra el rechazo.

“(La paciente) no era candidata para un trasplante de corazón y riñón porque varias afecciones médicas crónicas redujeron significativamente la probabilidad de un buen resultado y no hay suficientes órganos para quienes los necesitan”, indicó el centro de salud. 

De acuerdo con NYU Langone Health, hasta la fecha no se han documentado casos de personas con una bomba cardíaca mecánica que hayan recibido un trasplante de órgano de ningún tipo. 

El hospital precisó que se trata del segundo trasplante de un riñón de cerdo modificado genéticamente a una persona viva, y el primero con el timo combinado.

El primer receptor vivo de un riñón de cerdo modificado genéticamente, Rick Slayman, de 62 años de edad, recibió el órgano en el Hospital General de Massachusetts en marzo de 2024 y ya fue dado de alta.

Una oportunidad de una vida mejor

Lisa Pisano precisó que lo que desea es una “oportunidad de tener una vida mejor”. Sostuvo que luego de que la descartaron para un trasplante humano, supo que no le quedaba mucho tiempo de vida.

Mis médicos pensaron que podría haber una posibilidad de que me aprobaran para recibir un riñón de cerdo editado genéticamente, así que lo hablé con mi familia y mi esposo. Él ha estado a mi lado durante esta terrible experiencia y quiere que sea mejor”, dijo Pisano.

Además de la enfermedad renal, padecía de una insuficiencia cardíaca congestiva, por la que tuvo que colocarse stents (dispositivo en las arterias) en el corazón, así como múltiples cateterismos, según explicó Pisano en un video facilitado por el NYU Langone a CNN. 

En 2020 se enteró de que tenía cáncer de colon y le extirparon “una gran parte”, dijo su esposo Todd en el video. 

“(Pisano) estaba cada vez más enferma y, realmente, su esperanza de vida se podía medir en días o semanas”, precisó el doctor Robert Montgomery, director del Instituto de Trasplantes del NYU Langone, que dirigió la cirugía.

A pesar de que a Pisano le queda un gran camino por recorrer, Montgomery indicó que su riñón está funcionando “de maravilla” y que su corazón está mejor. Los médicos están en constante observación para captar a tiempo problemas como rechazo del órgano o infección. 

Actualmente, la paciente está en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para su recuperación, pero los médicos prevén que se necesita un mes más de rehabilitación para una posible alta.

Cerdo manipulado genéticamente

El doctor Robert Montgomery detalló que el riñón procedía de un cerdo manipulado genéticamente para alterar un gen responsable de la producción de un azúcar presente en la superficie de las células animales llamado alfa-gal, que puede ser reconocido y atacado por anticuerpos humanos.

Por ello, la glándula timo del cerdo, que desempeña un papel en la inmunidad, se colocó bajo la cubierta del riñón en un intento de ayudar al sistema inmunitario de Pisano a reconocer el órgano.

Es increíble considerar los logros científicos que nos han permitido salvar la vida de Lisa y lo que nos esforzamos por hacer como sociedad para todos los que necesitan un órgano que les salve la vida”, indicó Montgomery.

NYU Langone Health resaltó que casi 104.000 personas están en lista de espera para un trasplante en Estados Unidos, de las cuales 89.360 necesitan un riñón. “Casi 808.000 personas en el país padecen enfermedad renal terminal, pero solo unas 27.000 pudieron recibir un trasplante el año pasado”, agregó.

Para los médicos, estos avances representan una oportunidad para abordar la escasez de órganos.

Con información de | EL DIARIO

Obtén información al instante, únete a nuestra comunidad digital

Instagram: @chilenews24oficial