Amarillos por Chile dicen estar en Alerta Roja ante nueva Constitución

15
Amarillos por Chile Constitución - ChileNews24
Foto: Cortesía

Cristián Warnken, uno de los representantes del grupo denominado “Amarillos por Chile”, manifestó su preocupación por la nueva Constitución dijo que en la organización están en Alerta Roja.

Te puede interesar: Parlamentarios proponen declarar día del periodismo independiente

Así lo afirmó al Canal 13, en donde detalló que el escenario actual del país es la “polarización”, ya que, a su juicio, la constitución “en vez de unirnos nos va a dividir”.

Asimismo, aseguró que tienen la última esperanza que, en el proceso de armonización, los convencionales que “dirigieron la constitución en una dirección maximalista, digan, ‘nos exponemos primero al rechazo y a dividir al país»”.

Warnken aseguró que “no estamos llamando ni a votar Apruebo ni Rechazo en este momento. Nosotros dijimos desde un comienzo que nuestra opinión la vamos a dar al final del proceso”.

Esperan proceso de armonización de propuesta de nueva Constitución

Es más, adelantó que entre el 4 a 6 de julio, cuando esté terminada la armonización del texto, definirán “si se hizo el esfuerzo que nosotros estamos llamando ahora”.

En concreto, apunta -por ejemplo- a eliminar el término de Sistema Judicial y continuar con Poder Judicial y a modificar “el exceso de carga indigenista que está en la constitución”.

También cuestionó el estado plurinacional y el sistema político que tildó como “un engendro”.

“Lo que más me molesta es que una parte del país importante se sienta excluida de esta constitución, o sea, que pase lo mismo con la constitución del 80″, añadió.

Ante la eventualidad de ganar el rechazo, Warnken afirmó que “hay vías institucionales, el Congreso tienen potestad constitucional, se puede llamar a un comité de expertos, hay muchas salidas, muchas alternativas”.

Amarillos por Chile se compromete a leer borrador de la nueva Constitución

De igual forma, aseveró que “esta constitución no es de centro-izquierda, tiene un tinte de izquierda radical”, y que “es experimental”.

Incluso indicó que él hubiese optado por “una constitución más reformista, que cambiara de estado subsidiario a un social de derecho, pero no pasándonos para la punta en temas que dividen a los chilenos”, insistió.

También se comprometió a que “Amarillos va a leer el borrador y nos vamos a hacer la pregunta: ¿Este borrador final, es bueno para el país o es malo?

Y para finalizar agregó que “hay que desdramatizar cualquiera de las dos opciones, tenemos todos que colaborar para poner paños fríos y no acercarnos a una guerra política”.

Con información de Bío Bío